In Novedades y Consejos

Existen diferentes tipos de lavabos en el mundo, y cuándo vamos a comprar un lavabo, encontramos en el mercado una gran diversidad de lavabos, casi todos ellos muy parecidos pero con precios totalmente diferentes.

Desde los más sencillos, los lavabos de pie, hasta los más modernos e integrados dentro de la propia encimera y fabricados con materiales sintéticos como el cuarzo compacto.

 

Tipos de lavabos en base al material de fabricación.

Seguro que nos olvidamos de algún material, pero por lo general, estos son los distintos tipos de lavabo según el material empleado para hacerlo:

Lavabos de cerámica

lavabos-de-cermica-tipos-de-lavablos

 

En la actualidad los tipos de lavabos que encontramos en los sanitarios modernos están hechos de material cerámico, comúnmente llamados loza (dependiendo del país). El blanco es el color del esmalte que tienen como capa exterior, aunque perfectamente se podrían esmaltar con otros pigmentos más vistosos.

La cerámica o loza es un material que al ser impermeable (gracias al esmalte) y muy resistente,  es idóneo para los cuartos húmedos de nuestros edificios. Por otro lado, la cerámica es y ha sido siempre un material muy económico y el proceso de fabricación de las piezas cerámicas está muy extendido en todo el mundo.

 

Lavabos de acero

lavabos-de-acero-tipos-de-lavabos

 

Estos tipos de lavabos no son muy frecuentes ya que es necesario utilizar aceros inoxidables de alta calidad para evitar la corrosión.

El acero inoxidable se presenta en distintas aleaciones y no todas son igual de resistentes al agua y a los ambientes salinos.

Su precio es bastante elevado y es por ello que su uso en los sanitarios domésticos no es muy frecuente. Sin embargo, el acero inoxidable se utiliza mucho en grifería, elementos más livianos y cuyo coste puede ser más asequible al bolsillo de la mayoría.

 

Lavabos de piedra

lavabos-de-piedra-tipos-de-lavabos

Antiguamente uno de los tipos de lavabos eran de piedra, utilizados para realizar también urinarios. El proceso de fabricación es muy sencillo y consiste en tallar una pieza en bruto y pulirla posteriormente. Hoy en día, este tipo de lavabos no son muy utilizados por su alto coste de fabricación y por su gran peso que hace que no sea rentable su venta al público.

Una alternativa a la piedra para estos tipos de lavabos es el terrazo. Los lavabos hechos con terrazo se han empleado mayoritariamente para su uso en el exterior y para conformar lavaderos. El terrazo es un material que se fabrica a partir de aglomerantes y piedra machacada, permitiéndonos hacer cualquier forma en función al molde que utilicemos.

Por otro lado, el terrazo permite distintas pigmentaciones, lo que ofrece diseños muy interesantes. Hoy en día, estos tipos de lavabos están relegados a zonas de exterior: jardines, pilas o lavaderos.

 

Lavabos de cemento

lavabos-de-cemento-tipos-de-lavabos

Hacemos una mención especial a estos tipos de lavabos de cemento ya que nos parecen una opción barata, versátil y muy moderna. Los lavabos de cemento no son muy populares por presentar un inconveniente frente a otro tipo de material: su elevado peso.

El cemento nos permite moldear casi cualquier figura y un posterior pulido asegura la impermeabilización de la pieza.

 

Cuarzo compacto, corian y materiales sintéticos

Otro tipo de lavabos un poco más modernos son el uso de la resina en decoración está revolucionando el mundo del mobiliario, no solo en cocinas y baños sino también en el resto de la casa. La resina nos permite moldear cualquier forma y pigmentarla con una gran variedad de tonalidades.

Los lavabos de resina se pueden integrar dentro de la propia encimera formando un solo cuerpo y de esta forma eliminar las juntas, facilitando así la limpieza del baño.

 

Tipos de lavabos colgados

lavabos-colgados-tipos-de-lavabos

Estos tipos de  lavabos son  más baratos y comunes. Suelen ser de dimensiones reducidas, no superando los 45cm. Estos lavabos se colocan apoyados en la pared mediante escuadras y su principal desventaja es que las instalaciones quedan vistas, sin embargo, se pueden colocar muebles auxiliares bastante baratos para mejorar la estética del conjunto.

 

Lavabos de pie o pedestal

lavabos-de-pie-o-pedestal-tipos-de-lavabos

Son los segundos más económicos y fáciles de instalar, constan de dos piezas: el lavabo y el pie.

Una de las grandes ventajas de estos tipos de lavabos es que se pueden dejar vistos o taparlos con muebles exentos que son bastante económicos.

 

Lavabo empotrados

Son lavabos que quedan empotrados en las encimeras, dejando visto sólo el borde. Son mas caros que los lavabos de pie y condicionan el hueco que se debe hacer en la encimera. De hecho, el lavabo empotrable no puede instalarse sin la encimera de base, así que no olvides sumar el coste de la encimera al precio final.

 

Lavabos encastrados bajo encimera

lavabos-encastrados-tipos-de-lavablos-

 

Son tipos de lavabos que se empotran de tal manera que quedan perfectamente integrados dentro de las encimeras. Son más difíciles de instalar que los anteriores y hay que prestar especial atención en las juntas para evitar filtraciones y humedades.

 

Variación de tipos de lavabos sobre encimeras

Son lavabos que se apoyan directamente sobre la encimera, por lo que deben cuidar más sus terminaciones, a cambio nos evitan el problema de las juntas.

Son una opción muy interesante ya que no son difíciles de instalar y su precio no es elevado. En realidad el precio se eleva debido a la necesidad de instalar un mueble de base con o sin encimera.

Por último, comentar que actualmente se están fabricando lavabos compactos que forman un todo con la propia encimera, estos lavabos son de materiales sintéticos de resinas. Este tipo de lavabos pueden tener precios muy elevados ya que se trata de un diseño peculiar y muchas veces personalizado a las propias dimensiones del baño.

Recommended Posts

Leave a Comment

0
tips-para-adornar-tu-baño-segn-el-feng-shui-principal-